La autosanación de forma natural.

 

El cerebro humano es el órgano vital más complejo de nuestro cuerpo y hablando en términos generales quizá el más importante ya que está preparado incluso para sanar nuestro cuerpo en la mayoría de dolencias comunes, (no víricas, bacteriológicas o traumáticas en cuyo caso debemos acudir a nuestro medico o especialista cualificado).

Nuestro cerebro está preparado para gobernar nuestro cuerpo en su totalidad. Cada célula, cada átomo de nuestro sistema físico se encuentra bajo el control de este órgano vital tan maravilloso por lo que resulta imprescindible que se encuentre en condiciones idóneas para llevar a cabo su complicado trabajo y pueda encargarse de la autosanación del cuerpo.

A menudo, nuestra forma de vida nos obliga a ejercer sobreesfuerzos que algunas veces llegan incluso a bloquearnos y que en ocasiones nos impiden continuar nuestro desarrollo como seres sociales.

Nuestro día a día cada vez resulta más intenso y difícil, el trabajo, el trafico, los problemas económicos o familiares, el exceso o la falta de información,  son situaciones que nos provocan estrés y que en ocasiones nos producen incluso lo que llamamos crisis de ansiedad  provocándonos malestar físico o mental y que sin darnos cuenta los tratamos de forma equivocada cuando, cogiendo el camino más corto o quizá el único que tenemos a mano, recurrimos a los analgésicos que tenemos casi siempre en las alacenas de la cocina.

Esta forma de vida hace que nuestro cerebro este constantemente de viaje entre el futuro y nuestro pasado. Estas situaciones nos obligan a estar pensando en lo que hicimos ayer y en las consecuencias que esto provocara en nuestra vida futura.

El resultado de esta forma de conducirnos por nuestra existencia es que nuestro cerebro no se puede ocupar del presente y en consecuencia no puede atender de forma correcta la información que le envía nuestro cuerpo en forma de dolores o pequeñas molestias por lo que resulta difícil que este ponga en marcha las ordenes necesarias para en nuestro cuerpo se produzca lo que en Reiki llamamos autosanación.

Cuando vivimos el presente nuestro cerebro se encarga de nuestro cuerpo atendiendo todas las alarmas que se producen de forma natural mediante el magnífico sistema de transmisión que tenemos instalado al que llamamos dolor. Quizá nuestro mejor aliado.

La terapia Reiki ayuda a combatir estas situaciones de estrés logrando que, mediante la relajación que se experimente durante la sesión y los días posteriores a la misma, nuestro cerebro se ocupe de nuestro cuerpo consiguiendo así que se produzca en nosotros algo tan natural como la autosanación. Las manos del terapeuta de Reiki no curan. Las manos del terapeuta de Reiki canalizan la Energia Vital Universal de forma que, al conseguir armonizar dicha Energia en nuestro cuerpo conseguimos que se inicie la mencionada autosanación.

En todo caso, como siempre recomendamos que la terapia Reiki debe ser realizada por un profesional.

mientras te ries

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s