Gestión del dolor por Reiki Vital.

Definición de dolor

Dolor es un término que procede del latín y que señala una sensación molesta, aflictiva y por lo general desagradable en el cuerpo o el espíritu. Puede tratarse, por lo tanto, de una experiencia sensorial y objetiva (el dolor físico) o emocional y subjetiva (el dolor anímico).

Todos los seres vivos que cuentan con un sistema nervioso pueden sentir dolor ya sea por una causa interior o exterior. La función del dolor es alertar al sistema nervioso sobre una situación que podría generar una situación lesiva para nuestro organismo.

Pero… ¿Por qué sentimos dolor?

El dolor es básicamente un sistema de aviso muy complejo y sofisticado que en ocasiones desencadena una situación de estrés que nos hace reaccionar ante una posible agresión del medio o ante una enfermedad.

Capaz de transmitir información de forma muy precisa, nos avisa de que algo no funciona bien o nos alerta de algún peligro para nosotros, y con ello intenta asegurar nuestra supervivencia.

De hecho, el dolor es una herramienta evolutiva de los seres vivos más desarrollados, considerando también evolucionados al resto de animales y plantas que pueblan nuestro planeta siempre dentro de dicha escala.

Dicho esto, ¿podríamos pensar incluso que el dolor es algo bueno y que lejos de temer el padecerlo lo podríamos considerar nuestro aliado?

Mi opinión personal es que sí. Incluso en las ocasiones en que hechos tan desafortunados como pueden ser, un golpe en un tobillo contra un escalón,  podríamos contemplar el dolor como un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso y un buen funcionamiento de nuestro cerebro en el momento de reconocer una situación de peligro ante una posible lesión, por no hablar de los dolores internos que nos pueden alertar de enfermedades contraídas de diversos tipos y que, de resultar persistentes nos obligaran a consultar con los profesionales adecuados.

Raquel Sánchez Vallejo licenciada en psicología clínica por la Universidad Complutense de Madrid  http://www.psicologatorremolinos.com/ nos dice que tengamos en cuenta estos cinco puntos:

–          Importancia del dolor

–          Escuchar a tu cuerpo

–          Dolor como aliado no como enemigo

–          No silenciarlo sin más sino intentar comprender el mensaje

–          Ir a la raíz profunda del problema, ¿qué te dice tu cuerpo?

Repasando estos cinco puntos que nos deja Raquel Sánchez,  nos damos cuenta de que no hay nada más perfecto que nuestro propio cuerpo y que podemos escucharlo a través de nuestro cerebro.

Quizá podríamos contemplar el dolor como un sistema de comunicación entre las distintas parte de nuestro cuerpo y nuestro cerebro de forma que podríamos saber en todo momento cual es el estado de salud y seguridad física y mental que tenemos. Además, también, podríamos verlo tal cual, sin darle más importancia…Quizás entonces pudiéramos dejar de sufrir por un dolor excesivo siempre que le prestemos la suficiente atención para entender que necesitamos la ayuda o no,  de especialistas adecuados para cada situación.

Las terapias alternativas en este sentido cada vez tienen más relevancia. Nuestro cuerpo necesita atención en lo concerniente a lo físico pero sin olvidar que somos algo más.

La terapia complementaria Reiki puede ayudarnos a paliar el dolor de forma muy efectiva. Siempre teniendo en cuenta que Reiki no sustituye “nunca´´a la medicina tradicional ni a ninguna otra alternativa.

Reiki equilibra el cuerpo, eliminando bloqueos energéticos. De esta manera, el mismo cuerpo trabaja activamente para eliminar el dolor. Los analgésicos están ahí para cuando los necesitemos, nadie nos los va a quitar pero no necesariamente tenemos que estar enganchados a ellos.

Uno de los principales beneficios de reiki es que produce una armonización completa en las distintas esferas del ser humano. De este modo, se estimulan y despiertan las fuerzas internas de autosanación, se equilibran los centros de energía y las funciones metabólicas del cuerpo, disminuyen los dolores musculares y las tensiones, y se liberan las emociones reprimidas.

Reiki fortalece y armoniza el sistema inmunológico, Ayuda a que recarguemos de energía y a incrementarla y de esta manera conseguir un cuerpo más saludable. Esta técnica no adhiere a ninguna creencia, ni dogma, ni doctrina, es una experiencia que puede sumarse a las creencias y rituales de cada persona, y de la cual obtendrá numerosos beneficios, entre ellos relajación, calma mental y serenidad, equilibrio metabólico y alivio de dolores crónicos, entre otros.

Tu mente es un instrumento. Aprende a ser su maestro y no su esclavo.

Como siempre, recomiendo que la terapia Reiki debe ser aplicada por un profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s